miércoles, 16 de octubre de 2013

Y Septiembre se fue...




"Entre un té caliente y mi cama
andas tú.
Entre el abrigo de mis pìes 
y la vestimenta de mi alma.
Entre la niebla nocturna y 
el rocío de la mañana,
Entre mi mar y mi alma,
andas tú".

                     Ana I. Nogales










Y se fue, mucho antes de lo que yo esperaba, mucho antes de lo que yo pedía. Septiembre abrió sus alas de par en par y voló de nuestras vidas y, las dudas y los sinsabores se fueron tras él.
Me permitió el lujo de adentrarme en Octubre con un respiro entre mis zuecos y mis letras. Pude volver a respirar, esta vez de forma pausada y calma, mi mar, Mediterráneo sin duda. Mis aguas, calmas cuando estoy tranquila y bravías cuando estoy en posición inversa. Conversar con mis congéneres desde mi pensamiento y poner un poco más en orden el discurrir de los días.

Las risas, las confidencias, el buen humor y la armonía se hicieron sentir entre la novedad y lo cotidiano de nuestras vidas.

Pasamos de mediados de Octubre sin haberme dado a penas cuenta del tiempo. Me quedo con ganas de más agua en mi alma y más sal en mi cuerpo. “Volveré” me digo y me repito, ansiando el llegado momento.

Mientras tanto, disfruto de lo que queda de éste Octubre antes que el maldito jet-lag me asalte y me desentone el ritmo. Sumerjo mis pies en los calcetines de lana mientras saboreo un rico té al calor de éste Otoño.

2 comentarios:

  1. Eso es peque, saca partido a cada momento del año. Vive. Beso

    ResponderEliminar
  2. Eso se hace, eso se intenta. Muchas gracias. Besos

    ResponderEliminar